Reciben reconocimiento del programa “Quiero Vivir Sano” grupo de mujeres del CERESO en Mexicali

Pese a las condiciones de su alimentación han bajado hasta 25 libras de peso.

0
1093

Durante 8 semanas la hermana Irma León estuvo impartiendo el Curso Quiero Vivir Sano en el Centro de Rehabilitación Social en la ciudad de Mexicali, Baja California. Como resultado de este curso, 28 mujeres recibieron sus constancias por haber completado todo el programa.

Irma León dijo estar muy contenta de haber tenido la oportunidad de impartir este plan junto con sus amigas de ANSPAC (Asociación Nacional Pro Superación Personal A.C.) y poder contribuir al desarrollo personal de estas mujeres, comentó además que pese a las condiciones de su alimentación, varias de ellas han bajado hasta 25 libras de peso.

Al terminar el curso varias de las participantes recibieron el libro “El Conflicto de los  Siglos”, el cual se encuentran leyendo actualmente y también ya han empezado a estudiar la Lección de Escuela Sabática. En este mes de marzo se estará iniciando el curso “La Fe de Jesús”.

El martes 21 de febrero a la hermana Iris Pérez se le permitió el acceso a este CERESO para impartir el curso titulado “Quiero vivir sano no es un programa, es una elección de vida” con el objetivo de motivar a las graduadas del curso a continuar practicando un estilo de vida saludable.

La ANSPAC está solicitando a Irma León que el curso de “Quiero Vivir Sano” les sea impartido a otro grupo de 40 mujeres.  La hermana Irma León está atendiendo ahora 20 estudios bíblicos dentro de este lugar.

A la hermana Irma León le pareció que el trabajo estaba aumentando, y que ella no podia continuar sola por lo que oró al Señor para que le pusiera a una compañera, que tocará el corazón de esa persona para que estuviera lista cuando ella le hiciera la invitación.

Hace algunos sábados la hermana Iris Pérez compartió su testimonio respecto al seminario que había impartido al grupo de mujeres del CERESO. Cuando ella terminó, la hermana Irma pasó a dar los anuncios y mientras los presentaba le dijo a la hermana Iris, tú eres la respuesta a mi oración.

La hermana Iris estaba trabajando en la Sub-Dirección académica de la  Normal en Mexicali.  Desde el día que fue a la cárcel para dar el seminario, ella sintió que Dios la estaba llamando a este ministerio, “sentí que mi vida debía cambiar”-dijo. He estado invirtiendo mucho tiempo a mi trabajo en la escuela.

La hermana Iris renunció a su trabajo el día jueves 23 de febrero, y el próximo martes 14 de marzo empezará a impartir estudios bíblicos a un grupo de mujeres en el CERESO de Mexicali.

Facebook Comments

Dejar respuesta